Lentes intraoculares flexibles (ICL)

Como Instituto Máster autorizado en la implantación de las ICL, esta técnica nos ha permitido solucionar los problemas con los que nos encontrábamos en miopía o hipermetropías elevadas, en pacientes jóvenes o con espesuras corneales muy pequeñas.

¿Cual es el procedimiento?

Consiste en introducir una lente flexible entre el cristalino y el iris del ojo por una incisión de 3 milímetros, con anestesia tópica y sin tener que suturar.

Es una intervención rápida (dura unos 10 minutos) y cuyos beneficios visuales son inmediatos.

¿Quién puede implantarse una ICL?

La característica fundamental es que cada lente intraocular se calcula específicamente para cada paciente.

Tan sólo un cirujano autorizado puede realizar el pedido, por lo cual son muy pocos los oftalmólogos capacitados para su implantación. En el IOTT contamos con ellos para escoger la mejor opción en cada caso.

Hay que destacar que, a diferencia del láser, esta técnica mejora la agudeza visual en pacientes con miopía, con lo cual es la técnica escogida para pacientes con visiones bajas.

Las ICL permiten corregir hasta 24 dioptrías de miopía y hasta 6 dioptrías de astigmatismo.

¿Quieres hacer alguna consulta?

El equipo médico del Instituto Oftalmológico Tres Torres responderá a tu solicitud.