Cómo evitar que aumenten las dioptrías

como evitar dioptrias

En muchos de los casos, ya sea por genética o por el “mal uso” que hacemos de nuestros ojos con el exceso de horas frente a pantallas o forzando la vista, la miopía e hipermetropía van progresivamente aumentando desde la niñez. Actualmente en España, el 10% de los niños de 8 años ya tienen miopía. Y esta cifra aumenta al 60% a los 17 y hasta el 85% entre los 22 y los 25.

Si quieres saber qué son y cómo se miden las dioptrías, entra aquí.

La miopía como tal es imparable hasta que el ojo se desarrolla por completo (aproximadamente hasta los 25 años) donde se suele estabilizar. Pero condiciones desfavorables de luz pueden hacer que progrese más rápidamente o que llegue a niveles más altos de los que debería por genética. Está demostrado que la luz activa la liberación de dopamina en el globo ocular y esta frena el aumento de la miopía. Esto conlleva que progrese mucho menos durante los meses de verano, donde hay más luz y por regla general, en estas edades suelen pasar más tiempo al aire libre.

Usar gafas o lentillas ni frena ni mejora el proceso. Es obvio que son un complemento necesario para poder ver correctamente y llevar una vida sana y normal. Pero no modifican la evolución del defecto visual. Al menos, eso sí, no lo aceleran. Por eso es muy importante cuidar la vista y procurar no forzar el ojo en la etapa de la adolescencia, siempre llevando la graduación adecuada y procurando realizar algunas recomendaciones como seguir la regla del 20-20-20 cada vez que pasemos largos periodos de tiempo usando nuestro móvil o frente a un monitor de ordenador. Es decir, descansos de 20 segundos cada 20 minutos mirando a más de 20 metros de distancia. También es recomendable, en relación con el estudio que comentábamos, pasar el máximo tiempo posible al aire libre, sobre todo los niños. Aunque eso sí siempre protegiendo nuestros ojos de la radiación solar con unas gafas de sol adecuadas.

En sí, ni la miopía ni la hipermetropía son enfermedades como tal. A pesar de la dependencia al 100% de las gafas o lentillas, el ojo está completamente sano. Solo es en casos donde la miopía progrese más allá de las 6 dioptrías cuando podemos estar hablando de alta miopía. Esto conlleva ciertos riesgos como puede ser desarrollar hemorragias, cataratas, glaucoma o desprendimiento de retina.

Operación de miopía para eliminar las dioptrías

Pero por supuesto la mejor opción para evitar el desarrollo de la miopía es una operación de cirugía refractiva. Con ella, no se vuelven a necesitar gafas ni lentillas y el ojo recupera su estado original, evitando posibles enfermedades o complicaciones. Operarse de miopía es la mejor solución, pero ten en cuenta que tienen que darse una serie de factores. El primero de ellos es asegurar que las dioptrías se hayan estabilizado. Esto suele ocurrir pasados los 23 años y es necesario una revisión y estudios previos. Ya que, si te vas a operar de miopía hay que asegurarse que ésta no se va a seguir desarrollando. Además, es importante no tener ninguna otra patología ocular para asegurar el éxito de la intervención.

Afortunadamente estas condiciones pueden verse fácilmente si te realizas una revisión (gratuita) con IOTT. Y de esta manera poder dejar de depender de gafas, lentillas y dejar de preocuparte por ver mal o por enfermedades derivadas del excesivo uso de lentillas. Tendrás una mayor libertad y felicidad para hacer cualquier actividad y sobre todo, notarás una inmensa mejoría de la visión. Ya que el cambio de tener dioptrías a corregirlas totalmente provoca una mayor sensación de agudeza visual que la que tenemos habitualmente con las gafas.

Por todo ello, te recomendamos que no te lo sigas pensado y acudas a nosotros. Estaremos encantados de quitarte las dioptrías y devolverte la felicidad.

Equipo IOTT

También puede interesarte...
Contenidos del artículo

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.