Es esencial detectar y tratar precozmente estas afecciones oculares para detener su progresión. Y es que, «tener miopía a edades tempranas, así como cualquier otro problema de visión, puede afectar al desarrollo cognitivo y emocional de los pequeños así como a su aprendizaje. De hecho, es una de las causas más frecuentes de fracaso escolar», alerta el doctor Emilio Juárez, director médico del Instituto Oftalmológico Tres Torres (IOTT).

hola.com