Todos sabemos que una buena alimentación, mantener unos hábitos saludables de vida y reducir el estrés en nuestro día a día son elementos fundamentales para pelear contra el envejecimiento de la piel, pero, ¿de qué manera incide la tecnología en el proceso del deterioro de la misma?

 


Look OK Diario