dioptrias maximas

Cuando se pasa de unas determinadas dioptrías en lo que a hipermetropía y miopía se refiere, empieza a ser verdaderamente incómodo y en ocasiones, hasta insufrible vivir nuestro día a día. Es por eso que quizá los pacientes con unos valores tan altos sean los que más convencidos estén de su necesidad de operarse de miopía para decir adiós a las gafas y mejorar con creces su calidad de vida.

Pero no hay necesidad de llegar a esos extremos antes de operarse, ya que nuestra intervención es definitiva y no volverás a necesitar gafas nunca más, por lo que cortarás el problema de raíz y nunca llegarás a ese punto. En ese sentido, lo opuesto es 0 dioptrías, es decir, la visión perfecta que se consigue  tras someterse a una operación de cirugía refractiva o el que normalmente tenemos al nacer. En ese caso, la imagen que este ojo ve pasa perfectamente a través de la córnea, la pupila y el cristalino, enfocando en la mácula de la retina.

¿Tienes otras dudas o preguntas sobre las operaciones de miopía? Te las resolvemos

Sin embargo, las graduaciones altas tienen su riesgo y es que no todas son operables. Cuando examinamos a nuestros pacientes en nuestras revisiones gratuitas, no solo valoramos su visión actual. Sino su historial y su posibilidad de desarrollo de cualquier anomalía en la visión.

Es por eso que evaluamos también las dioptrías máximas. Este término hace referencia al valor que nos sirve para determinar hasta qué punto el paciente  es apto para ser operado con cirugía refractiva y eliminar sus problemas de visión. Aunque siempre suele estar, en el caso de la miopía, entre las 10-12 dioptrías, depende del ojo de cada paciente. Por eso nuestros estudios son personalizados al máximo posible para estimar su viabilidad. Para hipermetropía normalmente el límite está en 5. Pasadas las dioptrías máximas, ya no se podrían corregir estos defectos visuales con cirugía refraciva. El astigmatismo, por el contrario, no tiene ningún punto límite.

Pide cita para revisar tu visión. Es gratuito

Así que te recomendamos que, sea cual sea tu caso, no dudes en pedirnos cita para una revisión gratuita en la que te podremos informar de todas las posibilidades que tengan tus ojos para volver a ver bien con las menores molestias posibles y, sobre todo, cuáles son tus límites.

Equipo del IOTT