Ojos irritados por champú

ojos irritados por champú en la ducha

Pese a que los champús siempre se anuncia con un «no irrita los ojos» es muy habitual que cada vez que nos duchamos y se nos mete una mínima cantidad de jabón en el ojo notemos cierto escozor, molestia e irritación. Incluso horas después de haber salido del agua. Esta sensación, tan molesta, preocupa a muchos de nuestros pacientes, que ven como muchos de sus días comienzan con rojez o irritación.

Por lo general, el champú es un gran enemigo de los ojos, pero, ¿por qué sucede esto?

¿Por qué el champú irrita los ojos?

El jabón de los champús, por lo general tiene un pH ligeramente ácido. Ya que si fuera más alcalino, dañaría la queratina del pelo. Y nadie quiere un champú que estropee el pelo, ¿verdad? ¡Qué tontería! Lo malo de esto es que, en contacto con los ojos, el pH del jabón altera el de nuestros ojos, que es totalmente neutro y ante la diferencia, nuestro cerebro manda la señal de incrementar la producción de lágrimas para neutralizar el efecto del exceso de ácido. Esto provoca el ardor hasta que el pH se equilibra. Por eso, lo mejor para solucionarlo de manera rápida es mojarnos los ojos con agua y eliminar más rápidamente el champú que se nos haya metido.

En general, nuestro ojo ha de mantenerse siempre húmedo y con un pH lo más neutro posible para un correcto funcionamiento. Los nervios lagrimales y cigomáticos, situados detrás de la córnea, son muy sensibles a las variaciones del ambiente, particularmente a estos casos de cambio repentino del pH.

Por eso, nunca te creas los anuncios de champús que hablan de «no irritar los ojos». Si acaso, a lo largo de los años se han encontrado soluciones más diluidas y con un pH cada vez más neutro, pero siempre dentro de los límites de no dañar el cabello, que es su misión principal. Es el caso de los champús para bebés o niños. No causan tanta irritación, pero obviamente existe la posibilidad y, eso sí, su labor de limpieza es menor.

Equipo IOTT

También puede interesarte...

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.