Cómo afecta la diabetes a la visión

diabetes ojos

Recientemente se ha celebrado el día mundial de la Diabetes y es importante recordar que esta enfermedad, si no la controlamos adecuadamente, puede afectar de manera muy grave a muchos órganos de nuestro cuerpo y entre ellos a nuestros ojos, pudiendo quedar muy limitada nuestra visión y, con ello, nuestra calidad de vida.

Según la Organización Mundial de la Salud, la Diabetes Mellitus se ha convertido en la epidemia del siglo XXI, y su frecuencia tan elevada está en relación con un estilo de vida sedentario, con la obesidad y con el envejecimiento de la población. Esta enfermedad puede afectar a nuestros ojos de diferentes maneras. Lo más común es el desarrollo de una catarata significativa a una edad más temprana de lo habitual, pero también hay otras formas de afectación más graves y peligrosas. La retinopatía diabética y el edema macular son formas en las que la retina se daña por la diabetes y estas lesiones son causa de déficit visuales muy severos que incluso nos pueden llevar a la ceguera. La probabilidad de presentar lesiones en nuestra retina es mayor cuantos más años de evolución tenga la enfermedad.

Es preocupante que muchos diabéticos no se realizan revisiones oftalmológicas, por ello queremos insistir desde IOTT en la importancia de revisar nuestros ojos al menos una vez al año si hemos sido diagnosticados de diabetes. Las revisiones consisten en una exploración completa para valorar si se está desarrollando catarata o no y la realización de un fondo de ojos que nos permite ver el estado de nuestra retina y mácula. No es una exploración dolorosa ni incómoda y no lleva mucho tiempo el realizarla. La ventaja de realizarnos revisiones periódicas si somos diabéticos es que en el caso de que empiece a afectarse la retina o el cristalino tendremos tiempo de reacción y más probabilidades de poder tratar con éxito estas afecciones y así reducir al máximo el riesgo de pérdida de visión.

En el caso de presentar ya afectación de la visión por la diabetes con más razón se hacen necesarias e imprescindibles las visitas al oftalmólogo. Existen múltiples tratamientos para luchar contra la retinopatía diabética y el edema macular por lo que no hay que darse por vencido y seguir las indicaciones de su medico.

Para finalizar , aconsejaros llevar un estilo de vida saludable con una alimentación equilibrada y realizar ejercicio moderado (que no necesariamente implica apuntarse a un gimnasio, simplemente con un paseo a buen ritmo y media hora todos los días, es suficiente para mantener nuestro cuerpo sano). Estas medidas ayudarán a evitar el desarrollo de la Diabetes Mellitus. En caso de ser ya diabéticos mantendremos estas medidas e intentaremos cumplir las siguientes recomendaciones metabólicas  para evitar o reducir las complicaciones oculares : conseguir glucemias en ayunas  inferiores a 110 mg/dl, presentar una hemoglobina glicosilada inferior al 7%, la tensión  sistólica inferior a 140 mmHg y la diastólica inferior a 80 mmHg, el colesterol inferior a 200 mg/dl y los trigliceridos inferiores a 150mg/dl.
 

Dra Mariluz Iglesias Iglesias, especialista en Cirugía Refractiva y Cataratas de IOTT Madrid

También puede interesarte...

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.