La presbicia aparece cada vez antes fruto de un mayor uso de ordenadores, ‘tablets’ y teléfonos móviles. También ha adelantado la evolución de las cataratas, que se están empezando a ver en personas de 45-50 años, 10 años antes que lo que era más común hasta ahora.

La Sexta