¿Qué es el astigmatismo y cómo se corrige?

El astigmatismo es un trastorno refractivo común del ojo que afecta la capacidad de enfocar la luz en la retina de manera uniforme, lo que resulta en una visión borrosa o distorsionada tanto de cerca como de lejos. Aunque puede ser hereditario, también puede desarrollarse con el tiempo debido a cambios en la forma de la córnea, la lente o el globo ocular.

Síntomas del astigmatismo

Los síntomas del astigmatismo pueden variar en intensidad y pueden incluir visión borrosa, distorsionada o irregular tanto de cerca como de lejos. ¿Cómo puedo saber si tengo astigmatismo? Estos son algunos síntomas que te indican que puede que tengas astigmatismo y que debes venir a la consulta del oftalmólogo:

  • Visión borrosa: La visión borrosa es uno de los síntomas más evidentes del astigmatismo. Las personas con astigmatismo pueden experimentar dificultades para enfocar objetos tanto de cerca como de lejos, lo que puede provocar una visión generalmente borrosa y poco clara.
  • Distorsión de las imágenes: El astigmatismo puede causar distorsión visual, lo que significa que las imágenes pueden parecer alargadas, desenfocadas o distorsionadas en ciertas direcciones. Esto puede dificultar la percepción de formas y contornos, especialmente en objetos pequeños o detallados.
  • Fatiga ocular: Debido al esfuerzo adicional que los ojos deben realizar para enfocar correctamente, las personas con astigmatismo pueden experimentar fatiga ocular más rápida que aquellas sin este trastorno. Esto puede manifestarse como sensación de cansancio en los ojos, dificultad para concentrarse visualmente y malestar general en los ojos.
  • Dolores de cabeza: Los dolores de cabeza son un síntoma común del astigmatismo, especialmente después de actividades visuales prolongadas como leer, mirar pantallas digitales o conducir. La tensión ocular causada por el esfuerzo visual adicional puede provocar dolores de cabeza frontales o en la parte posterior de la cabeza.
  • Dificultad para ver de noche: Las personas con astigmatismo pueden experimentar dificultades para ver con claridad durante la noche o en condiciones de poca luz. Esto puede deberse a la distorsión visual y a la dificultad para enfocar correctamente la luz en la retina. Si has detectado que, por ejemplo, te cuesta conducir de noche, es posible que tengas astigmatismo.

Es importante realizar exámenes oculares regulares para detectar y corregir el astigmatismo a tiempo.

¿Cómo se ven las letras con astigmatismo?

Las personas con astigmatismo pueden tener una percepción visual distorsionada de las letras y objetos. Por ejemplo, algunas letras pueden parecer alargadas, desenfocadas o difuminadas. También suele suceder con los puntos de luz, esto se nota muy claramente cuando de noche miras una farola o las luces de un coche y estas se difuminan.

Esta distorsión provoca que no puedas ver claramente, que intentes forzar la vista para ver bien. Esta visión borrosa la puedes experimentar tanto de cerca como de lejos.

Muchas veces el astigmatismo viene acompañado de otras patologías como puede ser la miopía. Es muy importante realizarse controles habituales con el oftalmólogo para detectar cualquier variación en la vista para evitar otros problemas que se pueden derivar de este visión incorrecta, como pueden ser los dolores de cabeza, el cansancio y la dificultad para realizar algunas actividades como conducir.

¿Cómo se corrige el astigmatismo?

El astigmatismo se puede corregir de varias formas, dependiendo de la gravedad del trastorno y las necesidades individuales del paciente.

Puedes utilizar gafas graduadas o lentes de contacto. Te ayudaran a poder ver bien, aunque con ciertas limitaciones: deberás llevar siempre las gafas o lentillas, si usas las lentillas no deberás usarlas durante más de 8 horas al día, presentan ciertas limitaciones a la hora de hacer deporte o bañarse, etc.

O, la opción que nosotros te recomendamos para solucionar el astigmatismo, es la cirugía refractiva. La operación de astigmatismo con el procedimiento LASIK con el láser AMARIS 1050, es una intervención rápida de apenas 10 minutos, segura y efectiva. Con ella, volverás a ver perfectamente y te olvidarás de tener que llevar gafas o lentillas. Este procedimiento que realizamos cada mes en cientos de pacientes en el Instituto Oftalmológico Tres Torres, es completamente efectivo, seguro y sin dolor.

Durante una primera visita gratuita te hacemos una revisión y te damos todos los detalles de cómo será tu intervención. 

Prácticas que hacen empeorar el astigmatismo

Algunas prácticas pueden empeorar el astigmatismo o aumentar la incomodidad asociada con este trastorno visual. Estas incluyen:

  • Frotamiento excesivo de los ojos: tocar o presionar constantemente los ojos puede causar irritación, sequedad y daño a la córnea, lo que puede empeorar los síntomas del astigmatismo.
  • Uso excesivo de lentes de contacto mal ajustadas, sucias o caducadas: el uso incorrecto o excesivo (durante muchas horas) de las lentillas, puede empeorar el astigmatismo.
  • Exposición prologada a pantallas: la exposición prolongada a dispositivos electrónicos puede aumentar la fatiga visual y empeorar los síntomas del astigmatismo. Se recomienda tomar descansos regulares y seguir las prácticas de higiene ocular para proteger la salud ocular.

Es fundamental seguir las indicaciones del oftalmólogo y tomar medidas para proteger la salud ocular y prevenir la progresión del astigmatismo.

Si sufres este trastorno visual y quieres operarte de astigmatismo para no depender más de las gafas o las lentillas, contacta con nosotros y te informaremos:

Instituto Oftamológico Tres Torres

Telf: 900 842 848

info@iott.orginfo@iott.org

IOTT_equipo_dr_emilio_juarez_escalona-300x300
IOTT
También puede interesarte...

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.

Ir al contenido