En la retina existen diferentes estructuras, pero la más importante es la mácula, situada en el centro, donde se localiza la máxima agudeza visual. Una de las enfermedades más habituales, sobre todo en pacientes diabéticos es la retinopatía diabética. Esta patología se desarrolla como un daño progresivo de la retina del ojo ocasionado por la presencia de diabetes prolongada y que puede causar ceguera. La retinopatía diabética es causada por el daño a los vasos sanguíneos de la retina, la capa exterior del ojo sensible a la luz.

Causas de la retinopatía diabética

En los pacientes diabéticos cuando los niveles de azúcar en sangre son demasiado altos o bajos se lesionan los vasos de la retina de dos formas:

• Dejando pasar líquido hacia la retina de forma que la encharca y ésta no funciona tan bien. A esta situación la llamamos edema macular. Suele ser la causa más frecuente de pérdida de visión en los pacientes diabéticos.

• Cerrándose de forma que la sangre no llega a la retina para que funcione correctamente.

Otros problemas que se pueden presentar en personas con diabetes también son el desarrollo de cataratas, glaucoma, edemas maculares o desprendimiento de retina. Con mucha frecuencia, la retinopatía diabética no provoca síntomas hasta que el daño a los ojos es grave. Esto se debe a que el daño puede afectar a una parte importante de la retina antes de que la visión esté afectada. Los síntomas de retinopatía diabética abarcan: visión borrosa y pérdida lenta de la visión con el tiempo, moscas volantes, sombras o áreas de visión perdidas, dificultad para ver en la noche.

Muchas personas con retinopatía diabética inicial no presentan síntomas antes de que ocurra un sangrado en el ojo. Ésta es la razón por la cual toda persona con diabetes debe hacerse exámenes oftalmológicos regulares. El oftalmólogo le examinará los ojos. Este examen es diferente al de graduar la vista y debe hacerse en centros acreditados. Una vez que el oftalmólogo note que están proliferando nuevos vasos sanguíneos en la retina (neovascularización) o que se desarrolla edema macular, por lo general se necesita tratamiento.

¿Qué sintomas tiene la retinopatía diabética?

  • No puede ver bien en la luz tenue.
  • Tiene puntos ciegos.
  • Presenta visión doble (ve dos cosas cuando hay solo una).
  • Su visión está nublada o borrosa y no puede enfocar.
  • Tiene dolor en uno de sus ojos.
  • Dolores de cabeza.
  • Ve manchas que flotan en sus ojos.
  • No puede ver cosas que están al lado de su campo visual.
  • Ve sombras.

Cirugía frente a la retinopatía diabética

La cirugía del ojo es el tratamiento principal para la retinopatía diabética. La cirugía del ojo con láser crea pequeñas quemaduras en la retina donde hay vasos sanguíneos anormales. Este proceso se denomina fotocoagulación y se usa para impedir que los vasos presenten filtración o para reducir el tamaño de los vasos anormales. Una cirugía llamada vitrectomía se usa cuando hay sangrado (hemorragia) en el ojo. También puede usarse para reparar el desprendimiento de retina. El control de la diabetes puede ayudar a disminuir la retinopatía diabética y otros problemas oculares. Controle su nivel de azúcar en la sangre (glucosa) consumiendo alimentos saludables, haciendo ejercicio regular, revisando el azúcar en la sangre.

Por todo esto es muy importante que los pacientes diabéticos revisen su visión a menudo y así prevenir cualquier tipo de patología a la que sean más propensos de desarrollar. Puedes solicitar una revisión gratuita con nosotros en este link:

SOLICITAR CITA

Equipo IOTT