Maquillaje afecta salud ojos

Es época de cenas de empresa, familiares y fiestas. Y como tal, suele ser la época de año en la que más maquillaje solemos usar para, precisamente, acudir a estos eventos. Sin embargo, tenemos que tener muy en cuenta qué productos usamos y cómo los aplicamos. Sobre todo si nuestros ojos son sensibles, tenemos alergias o hemos padecido recientemente algún tipo de enfermedad ocular.

No hay que olvidar que el ojo es una estructura muy delicada, continuamente expuesto tanto a factores ambientales como a cuerpos extraños (sobre todo si usamos lentillas). Además, si no hacemos los descansos adecuados también le pueden pasar factura las horas delante de una pantalla, ya sea en nuestro puesto de trabajo o en nuestro tiempo de ocio.

Por ello, en cuanto al tema que hoy nos atañe: el maquillaje, nuestras recomendaciones son claras:

· Reducir al mínimo el número de productos usados.
· Nunca pasar del límite de las pestañas al delinear
· Usar productos con componentes naturales
· Evitar productos con componentes que nos puedan producir alergia
· Comprobar el estado del producto y cumplir las reglas de mantenimiento del mismo (caducidad, conservar en lugares sin calor, etc…)
· Desmaquillarse con toallitas suaves

Casi todas ellas entran dentro del correcto uso que se debe hacer del maquillaje. No obstante, muchas veces en nuestra vida no prestamos atención a esos pequeños detalles y, a la larga, nos podrían ayudar a prevenir enfemedades o posibles infecciones oculares. Una de ellas son las úlceras corneales. Esta enfermedad, que afecta a la córnea, se produce por una mala aplicación del maquillaje en las zonas próximas a ésta (párpados y pestañas). Hay que tener mucho cuidado porque puede derivar en una lesión más grave que afecte a nuestra visión si no se detecta y trata adecuadamente.

En cuanto a las infecciones, normalmente son derivadas de una mala conservación del maquillaje. Guardarlo en lugares no aptos, productos caducados, compartir el rimmel con otra persona o no cerrarlos y lavarlos adecuadamente después de cada uso. También, y aunque parezca algo obvio, es muy recomendable nunca usar una cantidad excesiva de maquillaje ya que, éste va a afectar mínimamente a nuestro ojo incluso cuando la cantidad es pequeña… así que ¡imaginad si nos pasamos!

Si notáis alguna molestia, por pequeña que sea, vuestros ojos se han puesto inusualmente rojos o tenéis visión borrosa, por favor, no dudéis y acudid a nuestro centro oftalmológico más cercano. Vuestra salud ocular es importante.