Recomendaciones para cuidar nuestra vista en la oficina

postura vision oficina

En la actualidad, cualquier puesto de trabajo en oficina implica pasar muchas horas al día sentado frente a la pantalla de un ordenador. Y como es algo inevitable, tenemos que tomar una serie de medidas para que el impacto en nuestra salud visual sea el mínimo posible. Porque las pantallas y el exceso de uso, sobre todo en una posición no adecuada, hace que nuestros ojos tengan que hacer un mayor esfuerzo y como consecuencia, el músculo acaba desarrollando la miopía mucho antes. Un dato preocupante es que en los últimos años ha aumentado la miopía entre los jóvenes, llegando a situarse en un 44% y con una previsión del 50% para el 2020. De hecho, la OMS ha declarado la miopía la próxima epidemia mundial.

Por eso, desde el equipo del IOTT os recomendamos una serie de ejercicios, posturas y cuidados para mantener nuestra visión lo mejor posible. Y así, mitigar tanto como podamos el daño que las pantallas hacen a nuestra vista.

Cómo debemos colocarnos frente al ordenador

No ya solo por la miopía, si no por problemas de ojo seco o migrañas y cansancio muscular en otras partes del cuerpo, es importante mantener la postura correcta frente al ordenador, siguiendo estas indicaciones:

Descansar la vista con frecuencia

Desde el equipo del IOTT os recomendamos una serie de ejercicios, denominados “20,20,20” para relajar el músculo ocular y evitar que esté hiperacomodado de forma prematura. El “20,20,20” consiste en hacer descansos cada 20 minutos que usemos estos dispositivos o pantallas y, durante 20 segundos, mirar a una distancia de más de 20 metros. Esto relajará la visión y permitirá descansar mejor al ojo

Ajustar la posición y la altura del monitor

El monitor tiene que estar directamente de frente a tus ojos. En general, la pantalla y la cara del usuario deben estar en paralelo. Y si quieres tener la inclinación óptima, lo mejor es colocar el monitor de modo que la línea superior del texto quede inmediatamente debajo de la altura de los ojos. Se recomienda dirigir la mirada ligeramente hacia abajo al visualizar la parte media de la pantalla.

En cuanto a distancias, lo mejor es colocar la pantalla a una distancia de 40-50 cms. (aproximadamente la extensión de un brazo). Y a un angulo de unos 60º con respecto al teclado.

 

 

Luz y brillo

Cuando tienes un sitio nuevo, lo primero que tienes que hacer es ver si el brillo puede ser un problema. Siempre es mejor que la estancia esté bien iluminada de manera natural. En el caso de no poder contar con una buena entrada de luz natural, debemos optar por dos focos: uno de luz ambiental y otro cerca del sitio donde ejerzamos la actividad. También es importante que la fuente de luz cercana (o la natural a través de la ventana) nos llegue desde nuestro lado menos bueno. Esto quiere decir que, si somos diestros, es mejor que la fuente de luz venga desde la izquierda y viceversa.

Mesa de trabajo y postura

La mesa tiene que estar a una altura adecuada. . Debemos poder mantener los antebrazos apoyados en los reposabrazos y que los codos queden en ángulo recto. De este modo evitamos una tensión excesiva en la zona alta de la espalda que puede desembocar en contracturas y problemas cervicales. Por eso, la espalda debe quedar bien reclinada sobre la silla, siendo recomendable que tenga un respaldo ajustable para poder llenar la curva de zona lumbar.

Y en cuanto a nuestras piernas, el ángulo debe ser entre 90 y 110 grados y los pies deben estar bien apoyados en el suelo o en un reposapiés.

Si tenemos que hablar por teléfono habtiualmente mientras trabajamos con el ordenador, lo más recomendable es hacerlo con el manos libres. Sujetar el teléfono entre el hombro y el cuello mientras tecleas puede cargar los músculos del cuello y generar molestias.

Descansos

Siempre que te sea posible, haz pausas activas cada poco tiempo. Lo ideal sería levantarse de la silla unos dos o tres minutos por cada hora de trabajo. De este modo no solo eliminamos la rigidez muscular y favorecemos la oxigenación de los tejidos, sino que además al volver a sentarte volverás a ser más consciente de tu postura corporal.

De ahí la importancia de practicar una buena higiene postural y, paralelamente, acudir al especialista de la visión para corregir enseguida cualquier problema de los ojos. Las postura corporal y la vista, como hemos señalado, están estrechamente relacionados y se influyen mutuamente, por lo que hay que cuidarlos al máximo para poder tener un buen estado de salud general.

¿Has notado alguna molestia ocular reciente? Consúltanos

Equipo IOTT

IOTT_equipo_dr_emilio_juarez_escalona-300x300
Dr. Emilio Juárez
Especialista y pionero en cirugía refractiva con láser excimer; cirugía de cataratas y presbicia (multifocal); intacs y cross-linking. Es consultor en manejo y divulgación del láser excimer desde 1993.
También puede interesarte...

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.

Ir al contenido