Medir dioptría miopía hipermetropía

A lo largo de la vida, seguro que habéis pasado muchas veces por la consulta de un oftalmólogo o de un clínica para revisaros la vista. Desde pequeños, estamos acostumbrados a la típica prueba de leer números o letras en una pared mientras nuestro médico nos va cambiando las lentes para ajustarse a nuestra visión. Es uno de los exámenes subjetivos que se llevan a cabo a la hora de evaluar el número de dioptrías de un paciente y que determinan la graduación de las gafas o lentillas que habitualmente necesitamos. Pero, ¿qué es una dioptría exactamente?

Dioptría es como se conoce a la unidad (en valores positivos o negativos) que evalúa el poder de refracción de la lente y equivale al valor recíproco de su longitud focal expresada en metros. La escala va de 0,25 en 0,25 y veréis que vuestra graduación puede ser negativa (lentes divergentes: miopía) o positiva (lentes convergentes: hipermetropía o presbicia).

¿Tienes dudas o preguntas sobre las operaciones de miopía? Te las resolvemos

Cuando no necesitamos ninguna lente para enfocar y ver correctamente los objetos a todas las distancia, se dice que  tenemos «0 dioptrías». Este sería, teóricamente, el ojo perfecto que se consigue tras someterse a una operación de cirugía refractiva o el que normalmente tenemos al nacer. La imagen que este ojo ve pasa perfectamente a través de la córnea, la pupila y el cristalino, enfocando en la mácula de la retina.

Un ojo miope, percibe una imagen desenfocada antes de llegar a la retina. Cuanto mayor sea la distancia desde el punto de enfoque a la retina, mayor será la cantidad de dioptrías que la lente necesitará para corregir la imagen y enfocarla correctamente.

miopia dioptrias

La hipermetropía, por el contrario, desenfoca los objetos cercanos, ya que la imagen se forma por detrás de la retina. Y en este caso la corrección que necesita es la inversa.

hipermetropia

En ambos casos, la cirugía refractiva puede corregir cualquiera de estos dos defectos visuales y devolver el ojo a una condición de refracción óptima, donde no necesite el uso de gafas o lentillas graduadas para conseguir que la imagen se proyecte de forma correcta en la retina.

Pide cita para revisar tu visión. Es gratuito