Deporte después de operación miopía

Tras una operación de cirugía refractiva láser, normalmente se puede hacer vida normal desde que sales de la clínica.  Tu vista estará recuperada entre un 60% y un 80%. y llegará al 100% dentro de las siguientes 24h pero ya sin dioptrías. Sin embargo, para poder realizar deporte, hay que esperar algo más de tiempo, ya que nuestros ojos aún estarán sensibles a las partículas que les puedan entrar.

Durante la primera semana recomendamos que lleves gafas de sol a cualquier hora del día, especialmente con luz (las cuales te regalamos con la operación) y evites lugares con alta concentración de humo, polvo o partículas. Para hacer deporte, lo mejor será esperar unos 10-20 días antes de ejercitarte, por mucho que tomes las mismas precauciones. Pero eso sí, hazlo siempre con el visto bueno de tu oftalmólogo y siguiendo sus consejos.

Es importante que durante los primeros días de la vuelta al ejercicio evites frotarte los ojos y tengas cuidado cuando te mojes la cara. Ten en cuenta que hasta que el ojo se habitúe de nuevo a los cambios de luz puedes sentir algunos ligeros momentos de deslumbramiento cuando te dé algún brillo o la instensidad sea muy fuerte. Es totalmente normal y desaparecerá con el paso de los días. Y, aunque es raro maquillarse para hacer deporte, no está de más decir que es mejor que lo evites, al menos, durante el primer mes.

Lo bueno es que, una vez superado este periodo, no existirán limitaciones. Recuerda que ya no tendrás que usar gafas ni lentillas y podrás bañarte en la piscina o hacer natación viendo perfectamente y sin preocuparte de que las lentillas se te salgan o de que la persona de enfrente no sea quien creías porque no llevas las gafas puestas. O que podrás hacer deporte al aire libre sin que el sudor y la lluvia te molesten. Además de, claro, disfrutar del paisaje.

¿Quieres tener esa sensación? Consúltanos y dile adiós a tus gafas para siempre.