preguntas cataratas

Es habitual que antes de someteros a cualquier tipo de cirugía, sea ocular o general tengamos ciertas dudas sobre cómo puede resultar y sobre todo si va a tener éxito la intervención como para olvidarnos de una vez de cualquier tipo de problemas que suframos. Nosotros no podemos hablar de cirugía general, pero sí somos expertos en intervenciones oculares y como tal, hoy os vamos a responder a algunas preguntas frecuentes sobre la operación de cataratas.

¿Cuándo tengo que operarme de cataratas?

Por una serie de circunstancias, enfermedades o más frecuentemente debido al paso de los años, el cristalino puede ir perdiendo su natural transparencia y convertirse en una lente opaca. Lo normal es operarse de cataratas cuando ocasiona una disminución de la visión. Generalmente se recomienda que sea a partir del 50% de visión  cuando se hace necesario. Ya que algo menor del 50% dificultaría enormemente las tareas diarias o actividades habituales como conducir o leer.

En cualquier caso, el momento ideal para operarse de cataratas es el momento en el que esta situación se diagnostica. Obviamente, no es una urgencia oftalmológica y si uno desea esperar un tiempo razonable no tiene por qué haber problemas. En ese caso, el criterio para esperar sería una decisión estrictamente personal, porque en el apartado médico, no habría ninguna contraindicación por hacerla cuanto antes: la tecnología nos permite olvidarnos de este problema en cuanto aparece si así lo queremos.

¿Se puede curar la catarata sin una operación?

No. Las cataratas son una enfermedad degenerativa. Actualmente no se pueden curar de ninguna otra manera que no sea con la intervención. Pero eso sí, el ritmo con el que avance de la enfermedad depende de cada persona.

¿La operación es definitiva?

Sí, la lente intraocular que se coloca en lugar del cristalino está fabricada con materiales que tienen la garantía suficiente como para durar toda la vida del paciente. Y una vez sustituido el cristalino, esta lente no sufrirá ningún tipo de degeneración como sí puede hacer nuestro cristalino natural.

¿Es una operación molesta o dolorosa?

En absoluto. Es una intervención corta e indolora. Con el láser CATALYS del que disponemos en IOTT la intervención suele ser de 5 minutos y sin molestias. Al terminar, el paciente puede irse a su casa, con el ojo destapado y una visión aceptable.

¿Si me opero de cataratas, se me curará también la miopía/hipermetropía?

Son intervenciones diferentes, por mucho que se midan de manera similar. Operarnos de cataratas solucionará nuestros problemas en el cristalino, pero nuestro ojo como tal seguirá siendo miope o hipermétrope. En los casos en los que se corrigen con lentres intraoculares, sí se puede tener en cuenta los defectos refractivos y solucionarlos a la vez. Pero esto no siempre es exacto, ya que siempre queda algo de miopía o hipermetropía residual al ser otro tipo de operación. Además, puede aumentar con el tiempo, cosa que no ocurrirá si nos operamos de miopía directamente.

¿Están relacionadas las cataratas y el glaucoma. Si me opero de cataratas, solucionaré mi glaucoma?

Algunos pacientes que se operan de cataratas pueden rebajar la tensión ocular, pero el glaucoma no se resuelve con ello, salvoen algunas excpeciones como algunos glaucomas de ángulo cerrado.

 

 

¿Tengo que tomar alguna precaución antes de la operación de cataratas?

En los días previos puede hacer vida normal sin problema. Eso sí, algunos días antes tendrá que ponerse gotas para preparar el ojo para la intervención. El día de la operación, deberá limpiarse los párpados con toallitas higiénicas, tomar sus medicamentos habituales (salvo indicación expresa del oftalmólogo) y ponerse una gotas para dilatar la pupila una hora antes de la cirugía.

Por supuesto, no podrá maquillarse no ponerse ningún tipo de crema facial que pueda impedir el correcto devenir de la intervención. Y nuestra recomendación es que venga acompañado a la clínica puesto que han de pasar algunas horas hasta que la visión se recupere por completo.

Equipo IOTT