Tics en los ojos: Causas y remedios

tics nervioso ojo
Al igual que sucede con las “moscas volantes“, una gran parte de la población ha sufrido en algún momento de su vida tics nerviosos en el párpado o alrededor del ojo. A veces resulta molesto, pero no son indicadores de nada grave y suelen desaparecer con el paso de los minutos o las horas, apareciendo intermitentemente. Sin embargo, si ves que perdura demasiado en el tiempo, debes acudir a tu oftalmólogo para revisar que no se trate de alguna anomalía.

La mayoría de las veces, un tic nervioso en el ojo es inofensivo y solamente afecta al párpado inferior aunque en ocasiones, el párpado superior también puede contraerse y cerrarse el ojo parcial o totalmente.

Causas y remedios

Normalmente, la principal causa suele estar relacionada con nuestro estado de ánimo, nerviosismo o estrés. Cada persona es un mundo a la hora de afrontar las cuestiones diarias, pero una de las manifestaciones pueden ser estos pequeños espasmos musculares. En este caso, en el párpado. En épocas de agobio, quizá tu cuerpo reacciona así y no debes darle mayor importancia. Cuando las cosas estén calmadas, seguro que los tics desaparecen.

Los ojos secos, problema que tratamos la semana pasada,  provocados por la edad, por un excesivo o mal uso de lentillas o por pasar demasiadas horas delante de alguna pantalla pueden acarrear tics en los ojos. Además, las causas anteriores, como el insomnio o el estrés pueden derivar en provocar sequedad ocular y también producir tics nerviosos.

Otra posible causa es la falta de sueño. Si no descansas bien por las noches o duermes poco, puede que tus ojos tengan estos pequeños temblores. Es más un indicio de que necesitas tener un buen descanso y no tanto de una enfermedad. Como ya dijimos en otro post, muchas veces dormir puede ser el mejor remedio para tus problemas oculares.

Si consumes cafeína, tabaco, alcohol o bebidas energéticas en exceso también pueden suponer una alteración para tu sistema nervioso y como tal, desencadenar estos molestos tics. También pueden estar producidas por alguna deficiencia de vitaminas o minerales . Por lo que siempre es recomendable una buena alimentación.

En cualquiera de los casos, siempre suelen ser problemas muy aislados y de fácil solución. Por ello, insistimos en que no les des mayor importancia. Y, salvo que se prolonguen en exceso en el tiempo, no te preocupes.
 

Equipo del IOTT

 

 

También puede interesarte...
Contenidos del artículo

Consulta online

Financiación a tu medida

Te ayudamos en tu financiación, para que el dinero no sea un problema. Tu salud es lo primero.