Cuidados oculares en casa

En estos días que debemos permanecer en casa, no debemos olvidar atender la salud de nuestros ojos. Y más cuando la asistencia a un especialista debe ser limitada y solo en caso de urgencia. Lea aquí unas recomendaciones para mantener y proteger su visión de manera autónoma.

Tenemos que entender además que el coronavirus puede propagarse a través de los ojos, de igual forma que lo hace a través de la boca y la nariz. Las minúsculas gotas que alguien propaga cuando tose o estornuda, incluso cuando habla, también pueden entrar por nuestros ojos, de la misma manera que si nos los tocamos después de estar en contacto con alguien o algo infectado por este virus.

En algunos casos se ha descrito conjuntivitis en pacientes contagiados del Covid-19. La secreción propia de esta patología también puede propagar su expansión.

 

¿Qué ocurre si debo acudir al oftalmólogo?

Las clínicas oftalmológicas están atendiendo solo los casos que requieren una atención urgente. Se han reprogramado las citas y se ha pedido especialmente a los mayores de 60 años que se queden en casa. Se han extremado además las medidas de higiene, obligando a los pacientes a lavarse las manos al llegar, disminuyendo el número de personas en la sala de espera, desinfección regular de las dependencias, se ha instaurado el uso de máscaras y guantes por parte del personal, así como protectores oculares y orales

¿Qué debo hacer si tengo DMAE?

Si tiene alguna patología ocular, como degeneración macular, debe posponer las visitas no urgentes a su oftalmólogo. Pero lo que sí debe hacer es monitorizarse en casa, haciendo un seguimiento de los cambios en su visión utilizando la rejilla de Amsler, al menos una vez a la semana.

Es importante que siga una alimentación y un estilo de vida saludable, aunque no pueda salir a la calle. En cualquier caso, consulte a su médico especialista, por email, por teléfono o de manera virtual, si debe tomar algunos suplementos estos días

 

Problemas oculares que podemos resolver en casa

Si se da un golpe en el ojo y si pone morado puede tratarlo en casa, a no ser que note visión borrosa, sangre o incapacidad para mover el ojo. En estos casos, consulte a su especialista. Si no es así puede aplicar usted mismo estos remedios: para aliviar el dolor y como antinflamatorio puede colocar un paño con hielo o congelada, pero no lo coloque directamente sobre el ojo, use siempre algún tejido previo.

Para la conjuntivitis puede usar el mismo truco, aplicando compresas frías para aliviar la molestia. Si se trata de una conjuntivitis viral, desaparecerá por sí sola. Aunque si la ha provocado una bacteria, debe usar gotas antibióticas (su médico la puede recetar vía virtual o por teléfono). Para evitar su contagio no comparta toallas o cosméticos, lave las manos con frecuencia y cambie las fundas de las almohadas cada poco.

Si sufre de alergia, limite lo más posible su exposición a la fuente. Si esto no es posible, ventile la casa, use gafas de sol y utilice lágrimas artificiales.

Los orzuelos, aunque son muy molestos, suelen desaparecer por sí solos en unos siete días. Puede tratarlo con una toallita con agua tibia, el calor ayudará a abrir los poros. Repita el proceso cuando la tolla se enfríe. Puede hacerlo varias veces al día durante una semana o hasta que desaparezca. Es importante que no lo toquemos y que no usemos maquillaje ni las lentes de contacto.

Es muy probable que estos días muchos suframos de vista cansada o fatiga visual, al estar mucho tiempo expuestos a las pantallas de dispositivos. Puede hacer varias cosas para aliviarla: cerrar los ojos, usar lágrimas artificiales o mirar por la ventana.

 

SOLICITAR CITA

Equipo IOTT